Villa mediterránea a la orilla del mar

  • 1.750.000€
Altea, La Galera – Mascarat

Info general

ID de propiedad: 1172
  • 5
  • Dormitorios
  • 6
  • Baños
  • 1
  • Garaje
  • 356.97
  • 1376.00
  • Parcela M²

Descripción

JUSTO ENCIMA DEL MAR MEDITERRÁNEO

¡ESTA ES SU VILLA!

Si lo que usted quiere es:

    • Un chalet de lujo justo encima del mar

    • Una urbanización tranquila, sin ruidos ni vecinos molestos

    • Un elegante diseño arquitectónico de estilo mediterráneo

    • Una bonita y tranquila playa justo al lado de su chalet

    • Impresionantes vistas panorámicas al mar y a la playa

    • Una de las mejores zonas de la Costa Blanca

    • Amplios porches y terrazas cubiertas y descubiertas con vistas al mar

    • Una inmejorable ubicación sur-este

    • A tan solo unos minutos del centro urbano

    • Total privacidad

    • Amplios y agradables espacios interiores y exteriores

    • Cinco dormitorios dobles

    • Seis cuartos de baño

    • Habitación independiente para invitados o empleados.

    • Una piscina desde la que se puede disfrutar de las mejores vistas al mar y a verdes montañas

    • Un precioso jardín mediterráneo al borde del mar

    • Toda clase de ‘extras’ y comodidades: aire acondicionados en todas las habitaciones, calefacción central, garaje, jacuzzi, armarios empotrados y vestidos en todos los dormitorios, elegantes materiales de construcción de máxima calidad, etc

Se trata de una villa única, en primerísima línea de mar, justo a orillas del Meditrerráneo, en una de las mejores y más privilegiadas zonas de la Costa Blanca, cuidadosamente diseñada para disfrutar de la agradable frescura marina sin molestos ruidos ni contaminación ambiental.

Desde prácticamente todas las habitaciones y desde sus amplios porches y terrazas cubiertas y descubiertas se puede disfrutar de una suave brisa marina y de fantásticas vistas al mar y a un frondoso y verde jardín maduro de estilo mediterráneo y tropical con olivos y palmeras.

Con la templanza de un agradable clima mediterráneo sin apenas altibajos, es lógico que el diseño de la casa se adapte a un modo de vida estrechamente relacionado con el exterior, integrando armoniosamente las zonas ajardinadas, la zona de piscina y las terrazas con las estancias interiores de la vivienda mediante un sistema de grandes ventanales corredizos que desde el mes de marzo al de noviembre, permanecen invariablemente abiertas de par en par, convirtiendo así todo el interior de la vivienda en un espacio abierto a modo de porche diáfano, en el que penetra la luminosidad del Mediterráneo, el aire puro del campo y el frescor de suaves y agradables brisas marinas, todo lo cual permite disfrutar de una agradable temperatura incluso durante las semanas más calurosas del verano.

Además de su amplitud y solidez, lo que caracteriza a este chalet es la belleza de su sencillo pero original diseño, la funcional adecuación de espacios, su extremo confort y la armonía con el paisaje y con el privilegiado entorno en que está ubicado, justo frente al mar y lejos de las aglomeraciones turísticas. La arquitectura y decoración de esta vivienda obedece a la filosofía de que lo simple es lo mejor. Y en esa estudiada simpleza radica su encanto y su serena belleza mediterránea.

Vídeo

Comparar listados

Comparar
AlteaInvest
  • AlteaInvest